5 razones para evolucionar a plataformas basadas en la nube

En los últimos años las organizaciones se han tenido que adaptar a un mundo de constantes cambios e innovaciones, en el cual para mantener la competitividad es necesario utilizar eficientemente la información que se genera día a día, dentro y fuera de la empresa. Es por ello que surge la necesidad de implementar tecnología que les permitan siempre contar con información confiable y disponible en cualquier momento.


Los servicios en la nube ganan cada día más terreno y actualmente son parte de la realidad de muchas organizaciones. Pero, ¿qué hace diferente a un software basado en la nube de uno desarrollado bajo tecnologías tradicionales y almacenado en una computadora o servidor local?


Lo principal es que la computación basada en la nube ofrece varios beneficios que las tecnologías tradicionales no cumplen, por ejemplo:


Flexibilidad de almacenamiento

Con un software basado en la nube, el usuario puede aumentar en cualquier momento la capacidad de espacio sin necesidad de invertir en unidades adicionales de hardware.


Agilidad y movilidad

Al trabajar en la nube, los usuarios tienen acceso a los datos desde cualquier lugar y dispositivo; solo es necesario contar con una conexión a internet y los permisos necesarios. Esto facilita sin duda el trabajo, aun cuando se realiza de forma remota.


Reducción de gastos

Los mensajes, archivos e interfaz se ejecutan en servidores externos, por lo que no ocupan espacio ni capacidad operativa de la organización, es decir, no representan gastos de infraestructura. Además, este tipo de aplicaciones no requieren de una instalación aparatosa, ni actualizaciones o mantenimiento.


Seguridad

En términos de seguridad los sistemas en la nube cuentan con un mayor grado de resiliencia. Tienden a ser más seguros por varias razones, entre las principales podrían mencionarse:

  • Copias de seguridad automáticas y actualizadas.

  • Si algún servidor falla, la información es replicada en otro servidor de inmediato.

  • Garantizan el acceso en caso de desastres naturales o situaciones fuera de lo normal, debido a que normalmente cuentan con servidores redundantes en varios países.

  • Las empresas que se dedican a proveer estos servicios deben de contar con certificaciones de calidad como ISO que los obliga a garantizar la integridad de los datos.


Evita pérdidas de información

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de subirse a la nube es el almacenamiento. Las plataformas en la nube aseguran que ningún archivo se pierda y que la información esté siempre sincronizada, actualizada y disponible.



Como puedes ver el almacenamiento en la nube o cloud ahorra tiempo y dinero. Además favorece la colaboración entre los equipos de trabajo y se adapta a las necesidades del mundo actual.


Si tienes alguna duda o comentario sobre este artículo, por favor escríbenos a: info@systec.com.mx


27 vistas0 comentarios