Principios de Enterprise Design Thinking que necesitas conocer y aplicar


¿Qué es Design Thinking?


Design Thinking es un enfoque iterativo de resolución de problemas que tiene como objetivo mejorar las experiencias de las personas. En lugar de definir un proyecto por sus componentes estructurales o requisitos técnicos, Design Thinking se centra en averiguar cómo una idea puede ayudar a un usuario final a lograr objetivos específicos.


Design Thinking no es solo para diseñadores. Puede aplicarse para desarrollar software, productos tecnológicos, servicios médicos, consultoría empresarial, experiencias del consumidor y mucho más. De hecho, este enfoque es reconocido y utilizado ampliamente en empresas como IBM, Uber, Airbnb, entre otras.

Hasta la fecha se han desarrollado muchos modelos de Design Thinking. La mayoría siguen un proceso específico que comienza con el desarrollo de empatía a través de la investigación de necesidades de usuarios, pasando a la definición de problemas, la ideación, la creación de prototipos y la realización de pruebas.



¿Cómo encaja “Entreprise” en el Design Thinking?


El Enterprise Design Thinking es un modelo de esta metodología que se desarrolló específicamente para empresas considerando sus retos, la velocidad y el escalamiento que demanda el mercado moderno. Este enfoque ayuda a equipos grandes y distribuidos a colaborar en proyectos complejos, centrándose en las necesidades y problemas de los clientes para mejorar su experiencia y entregar rápidamente los resultados.

De acuerdo al estudio de Forrester Total Economic Impact™ (2018), las empresas que implementan este enfoque logran lanzar al mercado sus productos y servicios con el doble de la velocidad, obtienen un retorno de inversión de 300%, y sus equipos de trabajo se vuelven al 75% más eficientes.


Principios de Enterprise Design Thinking


El Enterprise Design Thinking comienza con tres principios que abren el camino para ver los problemas y las soluciones desde un punto de vista nuevo. La adherencia a estos principios es fundamental para satisfacer o, incluso, superar las expectativas de los clientes.


Principio 1: Las necesidades de los clientes ante todo.

En esta metodología, el usuario y sus necesidades es el centro de atención de las empresas que impulsan el negocio ayudándoles a alcanzar sus objetivos y resolviendo sus dificultades. Es importante mencionar que no podemos mejorar la experiencia actual del cliente si no la comprendemos con claridad. Por esta razón, una parte esencial de la implementación de Enterprise Design Thinking es la investigación (design research) para identificar quiénes son los clientes, qué problemas enfrentan y cómo se puede mejorar su experiencia futura.


Principio 2: Reinvención continua.

Este principio de Enterprise Design Thinking representa el proceso constante de observación, aprendizaje y realización de cambios para mejorar la solución de un problema. La reinvención continua implica la creación rápida de prototipos para validar ideas y romper con el status quo, lo que permite entregar productos o servicios a los usuarios de forma más rápida, escuchar sus comentarios, realizar cambios requeridos y repetir el procedimiento nuevamente.



Para que este principio funcione, es clave desarrollar la mentalidad de ver todo como un prototipo. Si comenzamos a considerar todo lo que hacemos como trabajo en progreso, dejamos de esperar hasta que algo sea perfecto para que esté listo. Ya que realmente nunca terminamos y ninguna solución es perfecta, seguimos experimentando a diario en cómo mejorar estas experiencias.


Principio 3: Equipos multidisciplinarios y empoderados.

Es más probable que encontremos una solución innovadora a los problemas actuales si contamos con un equipo de trabajo que no teme a expresar sus ideas y tiene diferentes perspectivas de vista. Todas las prácticas involucradas en el Design Thinking, como la investigación, la observación del usuario, la lluvia de ideas y la creación de prototipos, se amplifican cuando se trabaja con equipos diversos que aportan habilidades, experiencias y perspectivas variadas al proyecto.


¿Cómo aplicar los principios de Enterprise Design Thinking?


Los pasos y herramientas exactos que se deben implementar pueden variar para cada proyecto en función de su escala, complejidad y alcance geográfico. Sin embargo, los pasos esenciales que no pueden faltar son los siguientes:

  1. Empieza por definir el problema como una declaración centrada en el usuario.

  2. Involucra a diferentes equipos en el proceso de ideación.

  3. Valida las ideas generadas con los clientes y mide el progreso en función de qué tan bien las soluciones propuestas satisfacen sus necesidades.

  4. Trata todo como un prototipo y sigue buscando formas de mejorar sin obstruir la entrega de servicios o productos.

  5. Recuerda centrarte en satisfacer las necesidades de los usuarios en lugar de simplemente crear nuevos productos.

El enfoque de Enterprise Design Thinking ya demostró su eficacia para miles de empresas y equipos de trabajo, ¡pruébalo tú también!


Si tienes alguna pregunta o comentario, escríbenos a: info@systec.com.mx.



50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo