Los retos y la complejidad de los proyectos lineales

Actualizado: oct 21



Los proyectos de infraestructura lineal como carreteras, ferrocarriles, puentes, túneles, ductos y líneas de transmisión son de los proyectos más complejos que pueden existir, convirtiendo su planeación y control en un verdadero reto.


A diferencia de los proyectos no lineales en donde la mayoría del trabajo sucede en el mismo sitio, los proyectos lineales se ejecutan a lo largo de muchos kilómetros sobre el derecho de vía.



¿Qué retos presentan los proyectos lineales?


1. Ejecutar miles de actividades en decenas de frentes de trabajo

Este tipo de proyectos involucran miles de tareas repetitivas, muchas de ellas sucediendo en diferentes frentes simultáneamente y con interdependencias entre ellas. El retraso en un frente puede tener un impacto grave sobre otros.


2. Controlar un intenso uso y el movimiento de recursos humanos y maquinaria especializada

Se debe hacer énfasis sobre el uso efectivo de los recursos humanos y la maquinaria para incrementar su productividad. La logística de movimiento de estos recursos es crítica para reducir tiempos ociosos y trabajos que se estorban entre sí.



3. Mantener la comunicación entre un equipo formado por diferentes empresas esparcido a lo largo de cientos de kilómetros

La comunicación entre todos los involucrados: el dueño del proyecto, el despacho de ingeniería, la constructora, los jefes de frente, las cuadrillas, etc. debe ser impecable para enfrentar la infinidad de obstáculos y situaciones que se presentarán durante el proyecto.



4. Reducir la presencia y el impacto de factores externos

El impacto ambiental, el clima, la tramitología, los temas sociopolíticos y otros factores externos nos obligarán a cambiar la estrategia planeada para no detener la continuidad del proyecto y reducir su impacto.



¿Cómo enfrentar la complejidad de los proyectos lineales?


La información del proyecto debe vivir en la nube para que todos los involucrados - independientemente de su ubicación y los dispositivos de comunicación que utilizan - conozcan la situación en diferentes frentes, tengan acceso a los datos de manera oportuna y puedan colaborar entre sí. Las herramientas tecnológicas y la infraestructura de comunicación seleccionadas deben cumplir con este requisito.


En un momento dado puede haber decenas de cuadrillas ejecutando cientos de actividades simultáneamente a lo largo de la ruta del proyecto. Adicionalmente estas actividades deben realizarse con un orden predeterminado.


Debido a esto, es indispensable contar con un programa de trabajo que no solo muestre claramente la secuencia de actividades en los diferentes frentes, sino que también refleje la logística del movimiento de equipos. Este programa es clave para controlar el trabajo, pronosticar conflictos entre frentes y medir el impacto en tiempo y costo en caso de retrasos o cambios de estrategia.


Idealmente la maquinaria y las cuadrillas deben moverse ordenadamente del punto A al punto B y así sucesivamente conforme a lo planeado; sin embargo, sin duda existirán retrasos causados por los factores externos mencionados anteriormente que nos obligarán a cambiar la estrategia planeada para no detener la continuidad del proyecto y reducir el impacto de estos riesgos.


Ejecutar actividades fuera de la secuencia planeada puede crear conflictos en el uso de la maquinaria, cuadrillas que se estorban entre sí y por supuesto sobrecostos y retrasos inesperados.


El software de programación de actividades debe ser capaz de responder a estas necesidades; por ejemplo tiene que soportar miles de actividades, manejar diferentes frentes de trabajo, gestionar recursos y costos, e incluso poder simular distintos escenarios.

También es necesario contar con una herramienta que nos permita dar seguimiento a las situaciones inesperadas que se presenten (issues). Para cada issue debemos identificar cuándo se presentó, quién lo identificó, su tema, su posible impacto en tiempo y costo, quién es responsable de resolverla, cuándo debe resolverse, cuándo y cómo se resolvió, etc.


Todo esto debe quedar documentado para su análisis, para resolver posibles controversias y como lecciones aprendidas para uso futuro.


Dicho esto, la realidad es que los proyectos de infraestructura lineal se comportan más como un programa de proyectos mezclando proyectos lineales y no lineales. Después de una serie de tramos de carretera, de vías de ferrocarril, de líneas de transmisión o de ductos existirán casetas de cobro, estaciones de carga y descarga, subestaciones o estaciones de bombeo respectivamente.


Identificar claramente los retos y la complejidad del proyecto permitirá desarrollar estrategias de ejecución, establecer un sistema y reglas de comunicación ágiles e implementar herramientas que fortalezcan el logro de los objetivos del proyecto.

Para obtener más información visita nuestra página www.systec.com.mx/oracle-primavera o envíanos un correo a info@systec.com.mx para consultar cualquier duda.